Cómo enviar al Dios de la Cocina de regreso al cielo

En un post anterior os narraba la leyenda del Dios de la Cocina y en éste me gustaría seguir contando más cosas sobre él.

El Dios de la Cocina tiene un mandato del Emperador de Jade, que está en los cielos: una vez al año el día 23 o 24  del mes lunar chino tiene que regresar al cielo para contarle el comportamiento de las familias chinas durante el año.  Después puede regresar a las cocinas familiares en su caballo blanco, provisto de sobres rojos con dinero (cuya cantidad dependerá del comportamiento de cada familia).

El 3 de Febrero de 2013 será el día en el que las familias chinas dispondrán frente a la imagen del Dios un altar con el fin de enviarlo de nuevo al cielo, pero antes se van a asegurar de que solo diga cosas bonitas de ellos. ¿Cómo? Pues o bien dándole dulces (una cantidad de 8, número de la suerte en China) o bien untándole de azúcar la boca. Además tenéis que acompañar estos dulces con un poco de agua, dos velas rojas y algunas varillas de incienso.

Nada difícil ¿verdad?

Cosas que tenemos que tener en cuenta:

Una vez practicado el ritual se debe limpiar el altar, y después pasados 10 días (es decir el 13 de Febrero) darle de nuevo la bienvenida a Zao Sheng pegando una imagen nueva de él, para que nos proteja todo el año.

Deja un comentario